La Ruta del Quijote (o de Don Quijote) fue diseñada para vertebrar, en 10 tramos, los principales recursos patrimoniales y reclamos turísticos de 148 municipios de Castilla- La Mancha, región que sirvió de marco a Miguel de Cervantes (*1547- †1616) para ambientar su inmortal obra literaria El Ingenioso Hidalgo don Qvixote de la Mancha (1605- 1615).

Aunque la aparición de la alfarería tinajera en Villarrobledo se remonta más en el tiempo, es en el siglo XVII cuando encontramos la primera referencia escrita a los tinajeros locales. Se trata del Arancel de Reformas y Precios de las Mercaderías, Salarios, y Jornales de 1627 hecho en virtud de las Reales Pragmáticas, donde se regula el precio de las tinajas por arrobas.

La Mancha alberga la mayor extensión de viñedos de todo el planeta. La producción de vinos es enorme. La merecida fama de sus caldos crece día a día. Los recursos naturales, paisajísticos, etnográficos, patrimoniales y arquitectónicos, en torno a la cultura del vino manchego, son muchos y muy notables. Es decir: todo lo relacionado con el vino, en La Mancha, es superlativo, sorprendente, soberbio y exclusivo.